Aprovecha la primavera para cambiar tus ventanas

Taburetes, Los Libros, Ventanas, Frondosas

Un mal aislamiento térmico puede hacer que en tu vivienda haga más calor o frío del necesario. Por lo tanto, la primavera puede ser el mejor momento para dar el cambio, antes de que lleguen las altas temperaturas.

Si te dispones a cambiar las ventanas, el primer paso es coger papel y lápiz y empezar a dibujar cuántas ventanas necesitas cambiar.

Luego llegará el momento de tomar las medidas. Como muchas veces las ventanas tienen pequeños descuadres, te recomendamos que tomes tres medidas y te quedes con la más pequeña.

Una vez que sepamos las dimensiones de la ventana, será el momento de elegir el tipo de apertura que más nos conviene.

Una opción son las ventanas correderas. Evitan que se reste espacio a la estancia y son cómodas a la hora de usarlas. Su gran problema es que sólo permite abrir el 50% del hueco y es más difícil que se quede estanco.

Luego nos encontramos con las ventanas practicables, que son ideales para ventilar porque se pueden abrir completamente. Sin embargo, necesitan espacio alrededor, por lo que pueden no ser idóneas para pisos pequeños.

También podemos elegir ventanas oscilo-paralelas, que cuentan con las ventajas de las dos anteriores y muchas opciones de personalización combinando colores, perfiles y cristales. Para conocer todas las opciones, consulta con profesionales del sector que sabrán ayudarte en todo.

En cuanto a los acabados, a la hora de aplicar el color podemos encontrarnos los lacados, en los que la pintura se aplica sobre el aluminio directamente, y los foliados, en los que se superpone una capa a los perfiles de la ventana que es la que lleva el color. Ambas opciones pueden ser igualmente aceptables.

También existe una técnica reciente llamada Kolorten que permite que el PVC vaya pintado directamente sin necesidad de aplicarle una capa por encima, lo que ofrece unos resultados bastante buenos.

Otro punto importante a la hora de elegir nuestras ventanas es el tipo de vidrio que llevarán. Podemos encontrarlos sencillos, de seguridad, bajo emisivo, coloreados, etc. Para elegir el mejor para nosotros debemos informarnos bien de sus características.

Como remate final, deberemos elegir si vamos a poner algún tipo de persiana o si optaremos por una contraventana. Es importante que sepamos que las hay motorizadas o manuales.

Si tienes alguna duda sobre cuál es la mejor ventana para ti, te recomendamos que consultes con un proveedor de tu zona.

Fuente: Vivienda saludable

Share
Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>