Los beneficios de la doble ventana

Las ventanas que tenemos habitualmente en nuestra casa está pensadas para permitir que entre la luz, de manera que no tengamos que recurrir tan frecuentemente a la luz artificial. Sin embargo, a la hora de conseguir aislamiento del frío o el calor habitualmente nos hace falta algo más.

Para ello nos encontramos con la doble ventana. Se trata de ventanas formadas por dos vidrios separados por una pequeña capa de aire que hace que la temperatura del exterior no traspase completamente a nuestras casas, permitiendo que la temperatura interior sea mucho más agradable.

Cómo funciona la doble ventana

El vidrio con el que están fabricadas las ventanas ya actúa como un aislante en sí mismo. Pero lo que realmente consigue que el frío y el calor no traspasen hacia nuestra vivienda es la capa de aire que queda en medio de los dos paneles. Tengamos en cuenta que el vidrio es un buen conductor de calor, pero al encontrarse con aire en medio el sol procedente de la calle se queda en medio, sin llegar a introducirse en nuestras casas.

Cómo está hecha la doble ventana

El aire que se queda en medio de las ventanas lo hace gracias a un marco denominado espaciador que se extiende por toda la ventana. Los paneles de vidrio están adheridos a él mediante silicona, que es un material que tampoco deja que el calor se cuele en nuestra vivienda. Los panales suelen ser delgados, pero el grueso total de la ventana suele estar en torno a los 20-30 cm.

Cuándo son útiles las dobles ventanas

Aunque es cierto que las ventanas de PVC suelen ser un poco más económicas, lo cierto es que la doble ventana no suele ser tan barata como una ventana simple. Por ello, recomendamos su uso en localidades en que las temperaturas en invierno o verano sean extremas, o bien en los casos en los que pensemos que nos va a ser más económico pagar una ventana que recurrir al aire acondicionado o la calefacción. Se trata de sentarse y hacer cuentas, encontrando la opción más adecuada.

Lo que sí es cierto es que las ventanas dobles suelen tener un efecto ecológico, ya que al no encender con tanta frecuencia los aparatos de climatización estaremos consumiendo menos energía,  y por ello salvaguardando los intereses del planeta. Pero lógicamente estaremos ante un incremento en el presupuesto de construcción o de colocación de ventanas en nuestra vivienda, por lo que tenemos que pensar bien en los pros y los contras antes de tomar una decisión.

Share