La controversia de las plantas de energía eólica

molinoTodos sabemos que, tanto en el presente como en un futuro cercano, las energías renovables han de convertirse en la principal fuente de electricidad si queremos vivir en un país y un mundo sostenible. Sin embargo, algunas de ellas, como es el caso de la eólica, suscitan ciertas controversias debido, principalmente, al impacto que tiene sobre el paisaje la colocación de los aerogeneradores.

La utilización de la fuerza del viento para generar energía no es algo nuevo para la humanidad. En cambio, lo que sí es nuevo es la forma en que se hace. En la actualidad, se precisan de molinos con una estructura cuya altura supera los 70 metros y unas aspas de 60. Además, debido a la crisis económica, muchos empresarios están aprovechando para conseguir terrenos a precios muy bajos sin preocuparse por el daño paisajístico, medioambiental y a terceros que ejerce la instalación de estas centrales.

A pesar de esto, la energía eólica no es algo negativo. Todo lo contrario. De hecho, al igual que ocurre con, por ejemplo, la solar, su desarrollo es vital para sustentación energética del país en un futuro cercano que nos permita perder cierto grado de dependencia de los hidrocarburos y demás recursos nocivos y contaminantes. Y es que las centrales eólicas apenas generan residuos ni emiten dióxido de carbono a la atmósfera.

También hay que añadir que, en veranos tan calurosos como este, la demanda de energía es mucho mayor y, por ello, es habitual ver un incremento en el precio de la luz durante estos meses. Basta con decir que los instaladores en climatización se ven desbordados de trabajo ante la necesidad de las personas de instalar aparatos de aire acondicionado en sus casas. En este sentido, la energía eólica es muy barata si se compara a, por ejemplo, la generada por las centrales hidroeléctricas.

Además, la colocación de estos molinos no produce alteraciones en el suelo. Por otra parte, una vez almacenada la energía, su transporte es seguro y limpio, todo lo contrario que sucede con la generada a partir de combustibles fósiles o en centrales térmicas o nucleares. Por si fuese poco, las comunidades en las que se instalan registran tasas de paro muy bajas

En definitiva, es normal que existan controversias acerca del uso de la energía eólica. Sin embargo, si se planifica la instalación de las centrales y los molinos para que afecten lo menos posible tanto al paisaje como a los vecinos circundantes, sus beneficios superan claramente a sus perjuicios.

Share
Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>